Gaggenau

Cuestionar y romper con lo existente si ello permite allanar el camino a nuevas e innovadoras ideas es el concepto de vanguardia que queda patente en todos sus aparatos y subyace en los cuatro principios formales más importantes aplicables a todos ellos: son auténticos, esculturales, actuales y generosos.

Sus aparatos son auténticos y actuales en cada detalle. Auténticos en la elección de materiales, actuales en su lenguaje formal. Y es que solo utilizan materiales estéticos y con una larga vida útil: acero inoxidable, aluminio, latón, hierro fundido, esmalte y cristal.

De este modo consiguen que cada aparato tenga un tacto único y pueda convencer a través de formas que se corresponden exactamente con su carácter.

Gaggenau

Diseño exigente

El exigente diseño de los productos también tiene siempre en cuenta la adaptación de los aparatos al espacio, un factor que es hoy en día más importante que nunca, ya que las cocinas se posicionan cada vez en el centro de nuestras vidas en el sentido arquitectónico.

Con un lenguaje formal que convierte los aparatos en objetos de aire escultural, confieren a sus productos una acertada grandeza.